Sistema de las loterias

Las loterias tienen diversos formatos, y el más común consiste en unos billetes o talonarios con una cantidad de dígitos que se deberán corresponder con los seleccionados en el sorteo. El mismo se realiza de manera formal delante de notarios públicos para que validen el resultado y permitan trasmitir confianza en la honestidad de la empresa encargada del juego. Si bien el sistema de la lotería es bastante simple de entender, creemos que es importante dar una pequeña explicación del tema.

Prácticamente todas las loterias funcionan de manera similar. El jugador compra el o los billetes en alguna agencia oficial, elige marcando los números que quiere jugar sobre el papel y, si lo desea, puede agregar más combinaciones de jugadas (dependiendo del país y lotería que esté jugando).

A continuación podrás ver un video demostrativo de cómo se hace el sorteo del Kino.

Sistema de las loterias

Una forma clásica del juego consiste en elegir entre cifras enumeradas que pueden ir desde el 1 hasta el 41, tal es el caso del Loto clásico que se juega en Chile, por ejemplo. De todas formas, puedes visitar la sección sobre las reglas de lotería para aprender más sobre esta versión del juego. Existen muchas variantes de loterias en donde cambian la cantidad de números a elegir como así también la cantidad de bolas que salen de la tómbola.

Una vez que el jugador tiene el billete con los números marcados, simplemente debe esperar a la hora del sorteo. En algunos países se transmite el sorteo en vivo, o sino a la noche, después del noticiero. Ahí se muestran los números que salieron ganadores. Dependiendo del tipo de lotería, si no hay ningún ganador, entonces el premio se acumula para el siguiente sorteo.

De acuerdo a las reglas de cada lotería, el jugador puede comprar los billetes y marcar sus números, ya sea con mucha anticipación, o hasta unos minutos antes de comenzar el sorteo.

Cada país trata de adaptar el sistema de la lotería a los intereses o preferencias de sus usuarios, incorporando distintas variantes, cambiando en la cantidad de números y cifras a seleccionar, dando la opción de terminales automáticas o agencias oficiales, diferentes combinaciones para poder ganas más, jugar lotería online, etc. Todo esto sólo con el objetivo de que apostar sea atractivo y así mantener la posibilidad de tentar a la suerte. De allí que surjan nuevas alternativas como la lotería instantánea, en donde al raspar el cartón ya sabes si ganaste.

Es de resaltar que, en ciertas loterias, el premio suele ser una cantidad fija de efectivo o bienes. En este modelo, existe riesgo para el organizador si no se venden suficientes entradas o billetes. Más comúnmente, el fondo a ganar será un porcentaje fijo de los ingresos. Una forma popular de esto es el sorteo “50-50”, en donde los organizadores prometen el pago del 50% de lo recaudado.